Este blog tiene una doble función: por un lado, me gustaría que me sirviese a mi de aprendizaje. Por otro, trato de compartir algunos conocimientos relacionados con los perros para quien le pueda interesar.

No pretende ser una guía canina ni es rigurosamente científico, se trata de simplificar conceptos y transmitirlos de una forma amena para quien no esté familiarizado con este mundillo.

sábado, 16 de marzo de 2013

Chuchos de diseño

En España, no tanto. Pero en otros lugares (sobre todo en países anglosajones) se lleva viendo, desde los años 70, una "evolución" de determinadas razas hacia el mestizaje con otras. 

Es decir, tú tienes un Cocker, tu vecina tiene una Yorkie, decidimos cruzarlos a ver qué pasa. A los cachorros que surgen de este cruce, en España, de toda la vida, los hemos llamado "chuchos". Pones un anuncio diciendo que los regalas y, si tienes suerte, los colocas pronto a todos. Sin embargo, en EE.UU., hablan de una nueva raza: el Corkie. Y he visto anuncios en Internet que piden por ellos unos mil dólares.

Yorkshire Terrier + Cocker Spaniel = Corkie

La idea inicial era buena: en Australia, buscando una raza adecuada para que los invidentes que fuesen alérgicos pudiesen también tener un perro guía, cruzaron un Caniche (o Poodle) Gigante con un Labrador. Ambas razas son muy obedientes. El Caniche tiene pelo rizado, considerado como hipoalergénico y es, posiblemente, el perro más inteligente del mundo. El Labrador, por su parte, aportaba ese carácter tranquilo y adaptable que lo hace ideal para ser Lazarillo. El experimento fue un éxito: de las primeras camadas, 29 de 31 cachorros fueron perfectamente aptos para ser perros guía. A esta mezcla la llamaron, uniendo ambos nombres, Labradoodle.

Poodle / Caniche Gigante + Labrador retriever = Labradoodle
Hace un par de años, vi en Maine (EE.UU.) uno de éstos y estuve hablando con su dueña un rato, quien me contó las bondades de esta pseudo-raza. Realmente, su perro era cariñoso como un Labrador, listísimo como un Caniche y no perdía prácticamente pelo. Me pareció muy curioso y me dio cierta envidia, ya que llevo más de diez años de antihestamínicos y con los clínex en la mano cada vez que mis Labradores mudan el pelo.

Sin embargo, no puedo evitar pensar que las razas están para ser mantenidas en el tiempo tal y como son, sin desvirtuarlas. Es como cuando la Real Academia Española, el verano pasado, aceptó en su Diccionario de la Lengua, entre otros "palabros", el término Espanglish, dotándolo del siguiente significado: "Modalidad del habla de algunos grupos hispanos de EE.UU. en la que se mezclan, deformándolos, elementos léxicos y gramaticales del español y del inglés". 

O sea que hablando Espanglish no estás hablando bien ni el Español ni el Inglés.
Y teniendo un Labradoodle no tienes ni un Labrador ni un Poodle, se pongan como se pongan. 

Además, la creación de nuevas "razas" ha ido in crescendo y ya sin motivos de peso como podía ser el caso del Labradoodle. Ahora también existen los Puggles (Pug con Beagle), Yorkiepoos (Yorkshire con caniche),  Maltipoms (Maltés con Pomerania), Snorkies (Schnauzer con Yorkshire), y muchos otros. Como veréis, la mayoría son cruces de perros de compañía pequeños y se venden como "algo diferente".

Schnauzer mini + Yorkshire Terrier = Snorki

Yorkshire Terrier + Caniche / Poodle miniatura = Yorkipoo

Pomerania + Maltés = Maltipom

Carlino / Pug + Beagle = Puggle

Los profesionales (americanos) que se dedican a criar estos cruces, además están haciendo caja porque, como no son "chuchos", sino "perros de diseño", las personas que compran estos cachorros están dispuestas a pagar entre un 25% y un 50% más. Dicen que sacan las bondades de ambas razas y que estos perros son menos propensos a enfermar que los cachorros de pura sangre. 

Los albergues de nuestro país están llenos de perros cruzados y, efectivamente, un mestizo es mucho más resistente o tiene menos problemas de salud congénitos que un pura raza. Quizá lo que nos falla a los españoles es, como siempre, el marketing, y si "vendiésemos" a los preciosos cruces de Labrador Retriever y Galgo Español que abundan en busca de un hogar como LabraGalgos, quizá nos los quitasen de las manos.

Cruce de Galgo Español con Labrador Retriever


9 comentarios:

  1. Me enganchas con cada escrito. Enhorabuena por el blog. Patri

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena Belén. De esto no tenía ni idea!!!

    ResponderEliminar
  3. He caído en este blog a partir del blog emperrados del diario El País. Me ha gustado mucho esta entrada por el tema que trata. Yo tengo dos perros, mi perro es un atractivo multiraza que me costaría mucho definir y mi perra es una preciosa mezcla de Braco y Labrador (quizá un Labraco como nueva raza??). Entiendo que se busque perros con ciertas características y por eso, se busquen razas concretas... Pero siendo sinceros como animal de compañía todos son válidos aunque no sean 'puros'. Sólo me ha chirriado un comentario tuyo y que cito textualmente 'Sin embargo, no puedo evitar pensar que las razas están para ser mantenidas en el tiempo tal y como son, sin desvirtuarlas'. ¿Cómo? ¿qué? ¿Un perro nacido de la mezcla de dos razas diferentes es menos virtuoso? En mi opinión, si no existiese la comercialización con seres vivos, algunas razas desaparecerán sencillamente porque todos los perros son iguales, 'virtuosos' o 'no virtuosos', y algunas razas concretas tienen una salud más delicada que los perros 'no puros' tal y como mencionas al final del texto.

    Espero que no te lo tomes como una crítica es simplemente que me molesta bastante la gente defensora de preservar las razas. Sencillamente, no lo entiendo. Por todo lo demás, mi más sincera enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario! Entiendo que te haya chirriado esa frase, reconozco que soy "racista" en cuanto a perros... No considero a los cruces y mestizos inferiores, en ningún caso, a los perros de raza. Antes de tener a las perras que tengo ahora (de raza) tuve un chucho al que quise tanto o más. Como animal de compañía, es exactamente igual un perro con un fantástico pedigrí que uno "eléctrico", como dicen en Guatemala, porque es cruce de "corriente con corriente" :-)

      A lo que me refiero es que sí, deseo que las razas de perros se preserven, que no se modifiquen, que siempre haya quien críe todas ellas para que permanezcan en el tiempo y todos podamos disfrutar de su belleza y características fijas, que siempre existan perros maravillosos de unos rasgos muy específicos, que siempre podamos diferenciar el carácter del Pastor Alemán frente al Podenco, por ejemplo, y no haya exclusivamente cruces.
      Sé que vivimos en un mundo global donde tendemos a cruzarnos todos con todos, en humanos hablar de preservar razas me horrorizaría, pero los perros son eso, perros, y yo soy una gran amante de las razas, me gusta estudiarlas y diferenciarlas y en un mundo donde sólo hubiese chuchos, todos los cachorros serían imprevisibles, no sabrías si van a nacer grandes o pequeños... a eso me refiero con "preservar las razas". Que sólo las preserven los criadores profesionales y especialistas, pero que las preserven y no se extinga ninguna! :)

      De nuevo, mil gracias por opinar!!! de verdad!!!

      Eliminar
    2. Hola de nuevo!!

      Creo que será difícil que lleguemos a un entendimiento en este punto... Yo entiendo que te gusten las razas, conocerlas, saber cuáles son sus cualidades, etc. Mi hermana también es una loca de esos temas. Ella es veterinaria y durante mucho tiempo se dedicó a memorizar las enfermedades asociadas a cada raza. No dejo de pensar que preservando las razas no sólo potencias los puntos positivos de esa raza sino también sus puntos más débiles. Desde mi experiencia, recomiendo a todo el mundo que quiera tener un perro de compañía la adopción de perros mestizos o eléctricos (según región donde vivan jejej) tomando algunas precauciones en su selección.

      Además, para que existan criadores profesionales y especialistas (que no tengo nada en contra de ese gremio ni mucho menos) debe haber una demanda de perros de raza y con ello, una comercialización de SERES VIVOS. Porque seamos sinceros, ellos no van a trabajar por amor al arte. Tendrá que haber un beneficio asociado a cada cachorro. No sé... Veo más riesgos que beneficios en tratar de mantener las razas. Pero entiendo que tengamos puntos de vista diferentes, por supuesto.

      Muchas gracias por contestar a mi comentario!!

      Eliminar
    3. A ti por leerme y hacerme ver también tu punto de vista :) En mi último post podrás ver que, en mi opinión, sí que hay gente que cría por amor al arte... no son todos, por supuesto, pero haberlos, haylos! Pero estoy contigo en que manteniendo ciertas razas también se perpetúan problemas y enfermedades asociados a ellas. No nos vamos a poner del todo de acuerdo pero sí que en nuestras opiniones hay muchos puntos en común. Un saludo!

      Eliminar
    4. Hola al respecto de las razas creo que hay que recordar que la mayoría de ellas han surgido de cruces. Y mi chucha o mi eléctrica no tiene nada que envidiar a los que tienen pedigree. A fin de cuentas algún antecesor de los de pedigree fue un chucho como la mía. Y porque aquí no puedo publicar ninguna foto pero la belleza de mi perra da mil patadas a muchos de raza.

      Eliminar
  4. Yo tengo una preciosa mezcla de labrador y galgo, de cuatro meses :) Es una pasada, pero un buen bichito, como le toca, claro. Siempre digo que es una LABRALGO :p jejejejejje! Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosa, gracias por comentar! Espero que estés disfrutando mucho de tu cachorrilla, seguro que es preciosa, es una buena mezcla! A partir de los cuatro meses, comienzan a cambiar los dientes, así que sí, le toca ser bicho... mucho ánimo y a educarla para convertirla en una señorita! Un saludo!!

      Eliminar